10 meriendas imperdibles y fáciles de preparar para adultos mayores

10 meriendas imperdibles y fáciles de preparar para adultos mayores

Vivir con personas mayores puede ser estresante para ambas partes y puede resultar aún más complicado cuando intentan mantener un estilo de vida saludable. Puede ser un desafío para ellos y sus familias obtener los nutrientes que necesitan con solo unas pocas comidas y refrigerios al día.

La solución está frente a usted: puede ayudarlos a mantener su salud y sus niveles de azúcar en la sangre preparando alimentos nutritivos que sean fáciles de preparar, deliciosos y sin distracciones.

¿Qué debe comer una persona mayor?

Los adultos mayores no deberían comer el mismo refrigerio poco saludable que comían cuando eran más jóvenes. Sus cuerpos son diferentes y sus dietas deben reflejar esto para evitar problemas de salud.

Si sus personas mayores mantienen una salud óptima y no tienen necesidades dietéticas especiales, no hay razón por la que no pueda brindarles atención y vitaminas esenciales a través de sabrosos bocadillos de vez en cuando. Solo asegúrese de ajustar el tamaño de su porción para crear una dieta equilibrada y saludable y evitar un coma alimentario más tarde en el día.

Estos son nuestros refrigerios favoritos fáciles, llenos de nutrientes y convenientes que puede preparar rápidamente para sus personas mayores.

1. Tostada de plátano y mantequilla de almendras

Que necesitarás:

1 1/2 cucharadas de mantequilla de almendras (u otra mantequilla de maní como maní o semillas de girasol)

Dos rebanadas de pan integral (nos encanta el pan asesino de Dave)

Un plátano mediano, cortado en rodajas (¡más fácil de pelar primero!)

Que hacer:

Caliente una sartén antiadherente grande a fuego medio. Unte mantequilla de almendras en una rebanada de pan, dejando un margen de 1/4 de pulgada. Cubra con rodajas de plátano y rocíe con aceite de oliva. Coloque la segunda rebanada de pan encima y presione hacia abajo con una espátula para crear dos mitades iguales. Cocine de 3 a 5 minutos por cada lado. Corta en cuartos o toma los cubiertos de tu restaurante favorito para comer como un sándwich. ¡A ningún adulto no le encantaría esto!

2. Merienda de mantequilla de anacardo y arándanos

Que necesitarás:

1/4 taza de anacardos crudos

Tres cucharadas de arándanos rojos crudos (los conseguimos en nuestra tienda naturista)

Una cucharada de jugo de limón (o sirope de arce)

Qué hacer: ¡Fácil como 1, 2, 3! Combine los ingredientes en un tazón y revuelva suavemente de manera uniforme hasta que se distribuya uniformemente. Con un tenedor, tritúrelo en trozos grandes en el tazón para romperlo por completo.

3. Requesón y fruta (u opción sin frutos secos)

Que necesitarás:

1 1/2 tazas de requesón (nos gusta la vainilla francesa)

Dos cucharadas de leche de almendras o de coco sin azúcar

1/2 manzana cortada en rodajas finas. (También puede usar una pequeña rodaja de pera).

Para hacer: combine el requesón, la leche de almendras y las bayas en una licuadora y mezcle hasta que quede suave. Colocar en tazones individuales y refrigerar por 30 minutos.

4. Salsa de Zanahoria y Pepino

Que necesitarás:

1/2 taza de mayonesa

1/2 taza de yogur griego

1/2 taza de zanahorias ralladas (o haga una taza llena y llámela «dip de pastel de zanahoria»)

1/4 taza de pepino rallado, pelado (también puede hacer 1/2 pepino)

Qué hacer: combine todos los ingredientes en un tazón mediano y mezcle bien. Refrigere hasta que esté listo para comer.

5. Papas Fritas De Manzana

Que necesitarás:

Una manzana grande al horno (nos encanta Granny Smith)

1/4 taza de jarabe de arce puro

Una cucharadita de canela

Que hacer:

  1. Precaliente el horno a 350 grados Fahrenheit.
  2. Cortar la manzana en tiras finas y mezclar con una mezcla de jarabe de arce, canela y una pizca de sal marina.
  3. Hornee durante 40-50 minutos o hasta que estén crujientes alrededor de los bordes y caramelizadas en el medio.
  4. Dejar enfriar por completo antes de servir.

6. Avena durante la noche

Que necesitarás:

1/2 taza de avena cortada en acero (usamos Bob’s)

1/4 taza de yogur griego (puede sustituirse por 1/2 aguacate)

1/4 taza de nueces picadas o una cucharadita de semillas de lino molidas (también puedes agregar más yogur o un plátano pequeño)

Una cucharada de jarabe de arce puro (opcional)

Pendiente: Combine todos los ingredientes en un recipiente con tapa y déjelos en el mostrador de 8 a 10 horas. Antes de acostarte, pon el recipiente en el refrigerador para que estés relajado y listo para comer cuando te despiertes.

7. Batido de proteínas

Que necesitarás:

1 taza de leche de almendras (nosotros usamos Silk)

una banana

Una cucharada de proteína de vainilla en polvo (elegimos Sun Warrior, y fue IMPRESIONANTE, ¡pero cualquier marca servirá!)

Qué hacer: Triturar todo en una licuadora y servir con hielo. Si quieres que quede aguado, revuélvelo con ¼ de taza de agua. El batido se puede preparar con anticipación y guardar en el refrigerador durante 2 o 3 días.

8. Chips de manzana y canela

Que necesitarás:

Una manzana grande (nos gusta Fuji)

Una cucharadita de canela

Que hacer:

  1. Precaliente el horno a 200 grados Fahrenheit.
  2. Corta la manzana en tiras finas y envuélvelas en una mezcla de canela y una pizca de sal marina.
  3. Hornee durante 30-40 minutos o hasta que estén crujientes alrededor de los bordes y caramelizadas en el medio.
  4. Dejar enfriar por completo antes de servir.

9. Yogur y Miel

Que necesitarás:

1/2 taza de yogur griego natural (nos gusta Chobani)

Una cucharada de miel cruda o jarabe de arce (los azúcares naturales agregan más al gusto)

Qué hacer: Mezcle los ingredientes en un tazón hasta que estén bien combinados. Se puede preparar con anticipación y guardar en el refrigerador durante 2-3 días.

10. Pudín de chía (como snack, no como postre)

Que necesitarás:

3/4 taza de avena cortada en acero (usamos Bob’s)

1/2 taza de yogur griego natural

Una cucharadita de aceite de coco (o también puedes usar ghee, mantequilla o aceite de oliva)

Una cucharada de semillas de chía (también puedes sustituirlas por semillas de lino)

Stevia al gusto (¡no opcional!)

Qué hacer: combine todos los ingredientes en un recipiente con tapa y déjelo en el mostrador durante la noche. Antes de acostarte, pon el recipiente en el refrigerador para que estés relajado y listo para comer cuando te despiertes.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir snacks para personas mayores

¿La comida es sin gluten?

Algunas personas mayores prefieren evitar el gluten, tanto por razones de salud personal como porque no es una buena idea consumir gluten para personas con enfermedades autoinmunes. Hay muchos alimentos saludables sin gluten disponibles. Si tiene un nutricionista, asegúrese de que sepa sobre cualquier sensibilidad al gluten o alergia que pueda tener para mantenerse seguro y bien alimentado durante su proceso de envejecimiento.

¿La comida está cargada de azúcar añadida?

Comer refrigerios preenvasados ​​cargados de azúcar (dulces, jugos, galletas, etc.) puede provocar aumento de peso y deficiencia de vitamina D y calcio. Esta dieta cargada de azúcar a veces puede contribuir a enfermedades del corazón, diabetes y otros problemas de salud. Comer bocadillos nutritivos ricos en fibra es clave. Uno de nuestros bocadillos favoritos es el pudín de semillas de chía, que está lleno de fibra.

¿La comida está libre de conservantes?

Comer demasiados alimentos procesados ​​llenos de conservantes puede tener efectos negativos para la salud. Las comidas procesadas a menudo contienen edulcorantes artificiales como el aspartamo, el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y otras sustancias químicas. Estos pueden provocar aumento de peso, enfermedad hepática y cáncer. Aprenda lo que contienen sus alimentos para evitar los alimentos excesivamente procesados.

¿Hay alguna grasa saturada añadida?

Una dieta rica en grasas saturadas se asocia con un mayor riesgo cardiovascular (enfermedad cardíaca). Una dieta alta en grasas saturadas se asocia con niveles elevados de LDL (colesterol malo) en la sangre y se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Demasiadas grasas saturadas también pueden contribuir a niveles altos de triglicéridos, una condición que puede provocar enfermedades cardiovasculares.

¿Demasiada sal?

Su consumo de sal tendrá un impacto en su salud, especialmente si sufre de presión arterial alta, que a menudo es causada por malas elecciones de estilo de vida, como beber demasiado alcohol o fumar.

Ayudaría si intentaras evitar los alimentos con muchos ingredientes. Es probable que estos estén altamente procesados ​​y pueden conducir a un exceso de grasa y sal, lo que aumenta el riesgo de una serie de enfermedades. Lea las etiquetas de los alimentos, busque rellenos inesperados, colores y sabores artificiales, niveles altos de azúcar y sal.

Además, nunca olvide consultar al médico de sus seres queridos antes de darles un refrigerio. Siempre opte por opciones más saludables en lugar de malas elecciones de alimentos.

¡Feliz merienda!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *