Deshidratación en los ancianos: reconocer causas y síntomas comunes

Deshidratación en los ancianos: reconocer causas y síntomas comunes

deshidratación en los ancianos

La vida actual es una mezcla de trabajo, familia y ocio. Con el aumento de los cambios en el estilo de vida en los últimos años, las personas pasan más tiempo en interiores que al aire libre, lo que conduce a la deshidratación. Según la edad y el estado de salud, las personas mayores corren un mayor riesgo de deshidratación y de desarrollar complicaciones.

Saber qué causa la deshidratación en las personas mayores y cómo tratarla es fundamental para mantenerlos seguros en casa. Simplemente tomando unos pocos pasos rápidos puede prevenir la deshidratación.

Esta guía discutirá las causas más comunes de deshidratación en los ancianos, sus síntomas y remedios.

¿Qué es la deshidratación y por qué es importante?

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde más líquido del que absorbe. La deshidratación afecta la capacidad del cuerpo para funcionar. Hay muchas complicaciones causadas por esto, que van desde leves hasta potencialmente mortales, como infecciones del tracto urinario (ITU), golpe de calor, Problemas cardíacosinsuficiencia renal y coágulos de sangre.

La deshidratación es más frecuente en los ancianos debido a las condiciones médicas subyacentes y la falta de conciencia de los síntomas.

Por eso es tan importante estar atento a los síntomas de deshidratación en los ancianos. Si no se trata rápidamente, la deshidratación severa puede provocar complicaciones mortales.

Factores asociados con la deshidratación en los ancianos

anciano tomando medicina

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos cambian, lo que lleva a una deshidratación leve, moderada o incluso severa. Los cuidadores deben ser conscientes de estos factores y asegurarse de que la persona mayor esté siempre bien hidratada.

La salud y la adaptación a la deshidratación de su adulto mayor pueden verse afectadas por muchos factores. Éstas incluyen;

1. Edad:

La deshidratación es más común en los ancianos. porque suelen tener problemas de salud más complicados y toman más medicación. Además, es menos probable que beban suficiente agua durante el día que las personas más jóvenes.

2. Medicamentos:

Algunos medicamentos pueden causar deshidratación. interferir con el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Estos incluyen diuréticos (píldoras de agua) y bloqueadores beta. Los diuréticos pueden hacer que orine con más frecuencia o que tenga dificultad para contener la orina. Los betabloqueadores pueden dificultarle la sudoración y la pérdida del exceso de calor corporal por evaporación.

3. Deterioro del sentido de la sed:

La sensación de sed puede disminuir con la edad y algunas personas no beben suficientes líquidos. La respuesta de la sed también depende de qué tan bien funcionen sus riñones; a medida que la función renal disminuye con la edad, la sed puede volverse menos confiable.

4. Enfermedades y Condiciones:

Ciertas enfermedades y condiciones pueden hacer que las personas mayores sean más susceptibles a la deshidratación, que incluyen:

• Cardiopatía – Cuando el corazón no está bombeando sangre tan eficientemente, no puede distribuir agua por todo el cuerpo.

• Diabetes – La diabetes dificulta que los riñones filtren los desechos de la sangre, lo que significa que se excreta más líquido al orinar. Esto aumenta el riesgo de deshidratación en adultos mayores con diabetes.

• Insuficiencia renal – Cuando la función renal está comprometida, es posible que las personas mayores no puedan eliminar el exceso de agua y sal. Es más difícil retener líquidos debido a la reducción de la absorción de sodio y agua.

5. Movilidad Reducida:

Ancianos con menor movilidadLas personas, como las que viven en hogares de ancianos o centros de vida asistida, tienen más probabilidades de deshidratarse que las que son independientes y móviles. Esto se debe a que tienden a tener dificultades para acceder a los alimentos, beber agua y usar el baño por su cuenta.

¿Cuáles son las causas y los síntomas comunes de la deshidratación en los ancianos?

Los primeros síntomas de deshidratación en los ancianos pueden ser leves y no siempre aparentes, lo que dificulta el reconocimiento del problema. Además, las personas mayores a menudo tienen un sentido del olfato o del gusto reducido, lo que puede dificultar aún más la detección de la deshidratación.

Sin embargo, no todos los síntomas de deshidratación en los ancianos son leves y no siempre son evidentes. A continuación se enumeran las causas y los síntomas más comunes de la deshidratación, junto con consejos sobre cómo reconocerlos.

Causas más comunes de deshidratación en ancianos

Ancianos expuestos al calor del sol

1. No orinar o orinar mal después de beber agua

La presencia de orina indica que su cuerpo está absorbiendo líquido.

Si está deshidratado, es posible que no pueda eliminar suficiente agua y sal de la orina.

2. No beber suficientes líquidos

Beber agua durante todo el día es una parte esencial para prevenir la deshidratación. Las personas mayores pueden no beber suficiente agua porque no tienen sed o por costumbre.

3. Exposición al calor:

La exposición al calor es la causa más común de deshidratación en los adultos mayores. Puede causar deshidratación, haciendo que sudes más de lo normal o aumentando tu necesidad de agua y electrolitos. La exposición al calor también aumenta el riesgo de sufrir un golpe de calor y otras enfermedades relacionadas con el calor.

4. Condiciones médicas complejas

Los adultos mayores corren un mayor riesgo de deshidratación porque pueden tener condiciones médicas complejas que los hacen más susceptibles a la pérdida de líquidos. Algunos sufren problemas cardíacos crónicos, mientras que otros tienen enfermedades renales crónicas, problemas de vejiga o trastornos intestinales.

5. Pérdida de apetito:

Los adultos mayores pueden estar menos inclinados a comer o beber. Esto puede causar pérdida de líquidos y empeorar la deshidratación. pérdida de apetito también podría ser un síntoma de otro problema de salud, por lo que es importante realizar un seguimiento de la ingesta de líquidos junto con otros síntomas.

Síntomas de deshidratación en los ancianos.

anciano con dolor de cabeza

Los síntomas de deshidratación en adultos mayores pueden comenzar de forma sutil y no siempre ser obvios. Sin embargo, con el tiempo, pueden volverse más severos y desagradables. Los siguientes son algunos signos y síntomas de deshidratación en los ancianos:

1. Síntomas leves de deshidratación:

  • Boca seca
  • Fatiga
  • Mareo
  • calambres musculares
  • orina oscura
  • Dolor de cabeza

Estos síntomas leves de deshidratación a menudo pueden ignorarse a medida que sus seres queridos envejecen. Sin embargo, si de repente notas estos signos y síntomas, podría ser una señal de que algo más grave está pasando.

2. Síntomas de deshidratación moderada:

  • Disminución de la producción de orina
  • náuseas o vómitos
  • Piel seca o labios agrietados
  • pulso débil
  • Fatiga
  • Ojos profundos
  • Congestión nasal o garganta

Cuando notes estos síntomas de deshidratación moderada, debes tomar medidas. La deshidratación no tratada o la pérdida excesiva de líquidos pueden provocar una afección potencialmente mortal.

3. Síntomas de deshidratación severa:

  • presión arterial baja
  • debilidad extrema
  • latidos cardíacos acelerados
  • Ojos hundidos y mejillas vacías
  • Confusión o delirio
  • Calambres musculares o dolor
  • Disminución de la producción de orina

Busque atención médica inmediata para la deshidratación severa. La condición puede causar un ataque al corazón, insuficiencia renal o incluso la muerte. Con el tratamiento adecuado, puede recuperarse rápidamente.

Remedios alternativos para la deshidratación en la tercera edad

Si ha notado que su ser querido mayor está deshidratado, hay algunas maneras de rehidratarlo. El tratamiento de la deshidratación puede ayudar a su ser querido a recuperarse rápidamente y evitar complicaciones graves.

senior bebiendo agua

1. Beba muchos líquidos:

La mejor manera de rehidratarse es beber grandes cantidades de líquidos. El agua es una opción ideal, pero también puede incluir otras bebidas o alimentos con alto contenido de agua y electrolitos. Si su ser querido tiene problemas para tragar líquidos, pregúntele a su médico sobre el uso de una solución de rehidratación oral (SRO). Las SRO contienen azúcar, sal y minerales que reemplazan lo que se pierde al sudar y orinar.

2. Evite la exposición al calor:

El calor puede tener una variedad de efectos en el cuerpo, y cuando las personas mayores están en temperaturas extremas, los resultados pueden ser aún más severos en sus cuerpos. Las personas mayores deben evitar el calor excesivo y manténgase fresco y ventilado, especialmente si sufre de deshidratación. Es esencial vigilar a sus seres queridos cuando estén expuestos al sol durante un período de tiempo prolongado.

3. Descanse lo suficiente:

El descanso es fundamental para la rehidratación. Es bueno para la salud de sus seres queridos y retrasa el proceso de envejecimiento. Hacer demasiado trabajo u otras actividades sin tomar un descanso puede provocar agotamiento y enfermedades crónicas. Y por eso el descanso es fundamental en la vida de los mayoresespecialmente después de un largo día de actividades.

4. Busque atención médica:

Si nota que su ser querido muestra síntomas de deshidratación, no se arriesgue. La deshidratación puede conducir a una variedad de complicaciones si se ignora. Si nota que su ser querido se siente débil o cansado, pregúntele qué comió o bebió antes. Si no beben suficiente agua y su producción de orina es menor de lo normal, busque atención médica de inmediato.

5. Evita tratamientos inadecuados:

Los cuidadores y los profesionales médicos utilizan muchos tratamientos para tratar la deshidratación. Sin embargo, el mejor tratamiento es la prevención. Es esencial monitorear a sus seres queridos y vigilar su salud. La mayoría de las veces, no es necesario tratar la deshidratación. Sin embargo, busque atención médica si nota que su ser querido está empeorando.

Conclusión

La deshidratación es un problema subestimado que afecta a las personas mayores y a sus cuidadores todos los días. Si le preocupa algún síntoma de deshidratación, no se siente e ignore. Cuando note que su ser querido muestra signos de deshidratación, busque ayuda de inmediato. Hable con sus seres queridos sobre la hidratación, establezca recordatorios para que beban mucha agua o hable con su médico sobre cómo puede ayudar a sus seres queridos mayores a mantenerse hidratados.

¿Está buscando un centro confiable que pueda ayudar a sus seres queridos a mantenerse saludables? ¿O tiene un ser querido que necesita ayuda para cuidar de sí mismo? ¡No te preocupes más! Serenity Senior Care está aquí para darle tranquilidad.

Brindamos la mejor atención a nuestros adultos mayores y nos aseguramos de que se sientan seguros y como en casa. Con una variedad de servicios y comodidades diseñados para todas las edades, no hay razón para que sus seres queridos busquen en otro lado.

Estamos comprometidos a brindarles a nuestros adultos mayores la mejor atención en un ambiente compasivo y respetuoso. Nos ocupamos de las necesidades físicas y emocionales de nuestros residentes. Además, nuestro amable y servicial personal está siempre disponible para ofrecerle compañía, asesoramiento y ayuda.

Para obtener más información o para programar una cita, por favor Contáctenos hoy. ¡Esperamos poder servirle!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *