Problemas comunes de la piel en personas mayores y la mejor manera de tratarlos

Problemas comunes de la piel en personas mayores y la mejor manera de tratarlos

problemas de la piel en los ancianos

Los problemas de la piel son problemas comunes en los ancianos. Las causas y las soluciones varían, pero estamos aquí para ayudarlo a comprender qué las causa, cómo tratarlas y, lo que es más importante, cómo sentirse mejor. Cuando se trata de tu piel, hay muchas cosas detrás de escena. A veces, incluso los profesionales necesitan aprender sobre estas cosas, así que empecemos.

¿Qué hace que nuestra piel cambie a medida que envejecemos?

Los problemas de la piel varían según su genética y etnia únicas. Para comprender su piel, debe saber cómo funciona y cómo cambia con el tiempo.

Su piel es el órgano más grande del cuerpo humano y es un indicador vital de su salud. Nos protege de gérmenes y otros patógenos y evita que nuestros intestinos se propaguen por todos lados.

A medida que envejecemos, nuestra piel cambia por muchas razones. Sin embargo, eso no significa que deba entrar en pánico. Es natural y muchos adultos mayores prefieren su piel como está ahora.

Estas son las razones más comunes por las que nuestra piel cambia:

1. Pérdida de colágeno

Las personas mayores son más propensas a desarrollar esta condición, lo que resulta en una disminución en la producción de colágeno. El colágeno es la proteína que ayuda a tu cuerpo a repararse a sí mismo, por lo que si no está presente, tu piel comenzará a descomponerse. mostrar signos de envejecimiento.

A medida que envejece, su cuerpo se vuelve menos capaz de producir colágeno. El adelgazamiento de la piel facilita que las bacterias entren y causen infecciones. Puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en la cara y el cuello.

2. Piel Seca

piel seca en los ancianos

A medida que nuestros cuerpos disminuyen la producción de aceite llamado sebo y la capacidad de las glándulas sudoríparas para producir transpiración, se vuelven menos eficaces para regular los niveles de humedad en nuestros cuerpos, y esto puede provocar sequedad en la cara y en todo el cuerpo. La piel seca es más común en labios, manos, codos y más.

3. Pérdida de elasticidad

Nuestra piel es un órgano vivo que cambia constantemente a medida que envejecemos. Uno de los problemas más comunes de las personas mayores es la pérdida de elasticidad, lo que hace que la piel sea menos resistente y da lugar a la aparición de arrugas.

Además, los cambios en la elasticidad de la piel pueden hacerla menos flexible, provocando flacidez.

4. Puntos de edad

Son manchas oscuras que aparecen en la cara y las manos, generalmente en las zonas de exposición solar. Son más comunes en personas que tienen piel clara y ojos claros.

Varios factores, incluida la exposición al sol, el tabaquismo y la genética, pueden causar manchas de la edad.

Para prevenir las manchas de la edad, evite las cosas que las causan. Si tiene ojos claros y piel clara, use protector solar cada vez que salga.

5. Falta de sueño

La falta de sueño nos hace ver cansados ​​y estresados, lo que hace que nuestra piel luzca más apagada de lo normal. También aumenta los niveles de estrés en nuestro cuerpo, lo que puede causar brotes en la cara o la espalda si ya somos propensos a tener problemas de acné (como muchas personas mayores).

Esto es especialmente cierto para las personas mayores que intentan adaptarse a nuevos patrones de sueño, ya sea un cambio de horario o una ayuda para dormir.

¿Cuáles son algunos problemas comunes de la piel que afectan a los ancianos?

Además de los signos normales del envejecimiento, algunas afecciones comunes de la piel afectan a las personas mayores. Algunos de estos problemas se pueden evitar con el cuidado y la atención adecuados, entre ellos:

1. Tumores cutáneos benignos

tumores benignos de la piel

tumores benignos de la piel son comunes en los ancianos y se pueden tratar con varios métodos.

En primer lugar, es importante comprender qué es un tumor cutáneo benigno. Un tumor benigno de la piel es un crecimiento no canceroso que no se ha propagado ni invadido los tejidos cercanos. Pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero tienden a aparecer en las áreas más expuestas al sol, generalmente la cara, los brazos, las manos y la espalda.

Dicho esto, incluso si tiene un área que ha estado expuesta al sol durante muchos años y ha desarrollado un crecimiento benigno, no hay necesidad de entrar en pánico: por lo general, no son peligrosos y pueden ser eliminados por un dermatólogo experimentado o un médico general sin efectos duraderos.

Sin embargo, suponga que sospecha que su tumor cutáneo benigno está ocupando más espacio de lo habitual (y le preocupa que pueda ser canceroso). En ese caso, es mejor ver a un médico de inmediato, quien puede determinar si el tumor debe extirparse quirúrgicamente o por otros medios, como la radioterapia o las opciones de tratamiento de quimioterapia disponibles en la actualidad.

2. Eccema

Afecciones de la piel como el eczema. puede causar sequedad y picazón. Por lo general, ocurre en las manos, los pies y los antebrazos, pero también puede aparecer en la cara.

Hay muchos tipos diferentes de eccema, pero la dermatitis atópica es el tipo más común de eccema en los ancianos. El estrés, las alergias o una mala alimentación pueden desencadenar esto.

La mejor manera de lidiar con el eczema es usar cremas hidratantes a diario y evitar los jabones o detergentes fuertes que pueden irritar la piel. También debe intentar hacer más ejercicio y comer más frutas y verduras para reducir sus niveles de estrés y mejorar su salud en general.

3. Picazón

prurito en los ancianos

El prurito es una condición común de la piel que afecta a los ancianos. Se caracteriza por una sensación de picazón e incomodidad, a menudo debido a la piel seca o la irritación.

Si su ser querido tiene problemas de picazón, es esencial mantener su piel humectada e hidratada. Puede hacer esto usando una loción o ungüento en las áreas afectadas de su cuerpo después de cada ducha.

Si su ser querido tiene otras condiciones de salud, como diabetes o cardiopatía, es posible que necesiten tratamientos adicionales, como cremas con esteroides o antihistamínicos, para tratar los síntomas de picazón.

4. Rosácea

Esta condición crónica de la piel causa enrojecimiento facial y sofocos en respuesta al calor, estrés o ciertos alimentos. También puede causar manchas, bultos, ampollas y llagas en la frente.

La rosácea es común en los ancianos. debido a la capacidad disminuida para controlar la temperatura y el flujo sanguíneo a la piel con la edad. La mejor manera de lidiar con la rosácea es evitar desencadenantes como el alcohol y las comidas picantes (que pueden empeorar la situación) y los baños o duchas calientes (que también pueden empeorarla). Si aún tiene problemas para sobrellevar los síntomas a pesar de sus mejores esfuerzos, consulte a su médico para conocer las opciones de tratamiento.

5. Adelgazamiento de la piel

adelgazamiento de la piel en los ancianos

El adelgazamiento de la piel es uno de los problemas cutáneos más comunes en los ancianos. Es causada por una pérdida de colágeno y elastina en la piel. Son proteínas que dan fuerza, flexibilidad y elasticidad a la piel. A medida que envejecemos, nuestros cuerpos producen menos colágeno y elastina, lo que hace que nuestra piel se vuelva más delgada y menos capaz de retener la humedad.

6. Úlceras por presión

Las úlceras por presión son lesiones que se producen en áreas de la piel que han estado bajo presión durante un largo período de tiempo. Pueden ser graves y requerir atención médica inmediata. Las úlceras por presión son más comunes en las personas mayores que en cualquier otro grupo de edad porque a menudo tienen problemas de movilidad, lo que puede hacer que se sienten o se acuesten en una posición durante largos períodos.

La ruptura del tejido debajo de la piel provoca úlceras por presión. Los sitios más comunes para las úlceras por presión son las caderas, el coxis, los codos, los talones y la espalda. Estas áreas del cuerpo tienden a soportar peso durante largos períodos de tiempo, especialmente si no puede moverse tanto como antes o si está postrado en cama debido a una enfermedad o lesión.

Una condición de la piel comprometida, como la diabetes o la obesidad, aumenta el riesgo de desarrollar úlceras por presión.

¿Cuáles son las mejores formas de prevenir y tratar los problemas de la piel en los ancianos?

Además de todos los problemas de la piel que surgen con la edad, hay otros factores que pueden afectar el aspecto y la sensación de nuestra piel. ¿Lo que son? Aquí hay algunos consejos sobre cómo evitarlos:

1. Sobreexposición al sol

sobreexposición al sol

La sobreexposición al sol puede causar muchos problemas a las personas mayores, incluido el cáncer de piel y el fotoenvejecimiento.

Pero hay algunas formas sencillas de evitar la sobreexposición al sol.

  • Siempre debe usar protector solar con un SPF de 30 o más, especialmente durante el día cuando los rayos del sol son más fuertes.
  • Y si pasa tiempo al aire libre, debe cubrirse la cabeza con un sombrero y envolver sus brazos y piernas con mangas largas y pantalones.

2. Tabaquismo y tabaquismo pasivo

El humo de segunda mano puede causar problemas respiratorios, así como problemas en la piel, como eccema y quemaduras solares. Los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar problemas en la piel como arrugas, manchas oscuras y más.

Para las personas mayores, evitar fumar es la mejor manera de proteger su piel de los peligros del humo de segunda mano. Si fuma, intente dejar de fumar, o al menos limite el tiempo que pasa con los fumadores o como fumador pasivo. Sería útil si también evitara la exposición al humo de segunda mano saliendo con amigos.

3. Mala alimentación

Una mala alimentación puede provocar envejecimiento prematuro y problemas en la piel. Ya sabemos que una dieta saludable puede promover una buena salud en general, pero también puede afectar positivamente a nuestra piel.

Para mantener su piel saludable, trate de comer los siguientes alimentos:

  • frutas y verduras frescas
  • Granos integrales como arroz integral, pasta de trigo integral y avena
  • El aceite de oliva, el aceite de coco y el aguacate son algunas de las grasas para cocinar más saludables. Pueden ayudar a que su piel se mantenga hidratada y suave. Utilice estas grasas saludables cuando cocine sus comidas.

La carencia de nutrientes es uno de los problemas que pueden derivar en problemas cutáneos en las personas mayores. Si su ser querido tiene afecciones de la piel y le preocupa que pueda tener una deficiencia nutricional, consulte a su médico. Es vital obtener los nutrientes adecuados de nuestra dieta si queremos mantenernos saludables.

4. No hacer suficiente ejercicio

no hacer suficiente ejercicio

Las personas mayores pueden beneficiarse del ejercicio de muchas maneras, incluida la forma en que afecta su piel. Tener un régimen de ejercicio de rutina es una parte esencial del envejecimiento saludable. No son solo los beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes; también se trata de su estado de ánimo, energía y bienestar. Pero si su ser querido no hace ejercicio, puede tener problemas más graves, como enfermedades cardíacas y diabetes.

Liberando endorfinas de ejercicio regular puede ayudar a reducir el estrés y aliviar el dolor. También puede aumentar el flujo de sangre a la piel, lo que promueve más oxígeno y nutrientes, lo que conduce a células de la piel más sanas.

5. No beber suficiente agua

No obtener suficiente agua puede provocar sequedad en la piel y deshidratación. La deshidratación puede causar una serie de problemas en la piel, como irritación e inflamación.

Si su ser querido no está recibiendo suficiente agua, debe alentarlo a que beba más durante el día. Si aún no están recibiendo lo suficiente, consulte con su médico, quien puede recetarle medicamentos para proporcionar un poco más de hidratación.

Conclusión

Para evitar que su piel empeore, debe controlar su piel de cerca. Si nota algún cambio en la condición de su piel y comienza a tener preocupaciones al respecto, es importante que hable con su médico.

Si tienes dudas sobre un área en particular de tu piel, recuerda que siempre puedes consultar a un dermatólogo u otro profesional médico. Y si los síntomas de alguna afección en particular se vuelven demasiado dolorosos o difíciles de tratar, no dude en ponerse en contacto.

Si usted o sus seres queridos tienen problemas en la piel, Serenity Senior Care ofrece atención compasiva y de alta calidad para ayudarlo a usted y a su familia. Nuestros cuidadores pueden ayudar a las personas mayores a mantener una piel saludable al bañarse, arreglarse y cuidarse las uñas.

Contáctenos para obtener más información sobre nuestros servicios de cuidado de personas mayores. Estamos aquí para ayudar a sus seres queridos a encontrar la combinación adecuada para sus necesidades, sean cuales sean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *