Problemas en los pies en los ancianos y riesgo de caídas: qué puede hacer al respecto

Problemas en los pies en los ancianos y riesgo de caídas: qué puede hacer al respecto

problemas en los pies

Los problemas de los pies en los ancianos son una preocupación importante. La población anciana está creciendo rápidamente y ahora hay un gran grupo de personas en riesgo de problemas en los pies. Estos problemas se han incrementado en los últimos años, ya que afectan el equilibrio y la marcha, aumentando el riesgo de caída.

No podemos negar que los mayores tienen más problemas que los jóvenes. No solo son físicamente más débiles, sino que también pueden tener más problemas de movilidad y concentración reducida debido a la influencia del envejecimiento.

Motivo de tener dolor de pie y problemas de pie en personas mayores:

  • manera de caminar
  • postura desequilibrada
  • debilidad ósea
  • mala circulacion sanguinea
  • sensación reducida
  • inactividad, inmovilidad
  • Fatiga
  • Envejecimiento

Si las personas mayores tienen todos estos problemas, no es de extrañar que se caigan fácilmente. No pueden sentir cómo les duelen los pies por cosas como una piedra en el piso o el borde afilado de una mesa o silla, por lo que es más probable que sufran una lesión que puede convertirse en una úlcera en el pie.

¿Cuáles son los diferentes problemas en los pies que sufren las personas mayores?

problemas en los pies

  • Callos y durezas. Los callos y durezas son algunos de los diferentes problemas en los pies que sufren las personas mayores; causar mucho dolor en sus actividades diarias, como quitarse los zapatos y caminar por la casa. Surgen cuando los pliegues de la piel se frotan repetidamente contra la piel, causando enrojecimiento, hinchazón o dolor.
  • Juanetes. Ocurre cuando el dedo gordo del pie gira o tuerce el costado del pie, lo que puede ser doloroso y dificultar el caminar. Ocurren porque el dedo gordo del pie se sale de su posición y, cuando camina, puede sentir que los dedos de los pies chocan contra algo cuando esto sucede. Si no recibe tratamiento para los juanetes, pueden empeorar y requerir cirugía. Las mujeres tienen una tasa más alta de juanetes que los hombres.
  • Hongos en los pies. Es una infección que se forma cuando los hongos crecen sin control sobre la piel húmeda. Sin conexión con la frecuencia con la que usa calcetines o zapatos, el hongo finalmente se comerá la piel de las plantas de los pies si no se trata.
  • Dedo en martillo. Esta condición básicamente ocurre cuando los dedos de los pies de una persona se doblan hacia abajo y se encuentran en la punta del pie. Puede ser causado por usar zapatos muy apretados, pantuflas o zapatos de casa por largos periodos. Tal condición puede dificultar que una persona camine, particularmente si tiene problemas de equilibrio, lo que puede provocar caídas y otras complicaciones.
  • Problemas con las uñas de los pies. La enfermedad de las uñas puede surgir debido a infecciones, traumatismos, desnutrición y otras causas. Puede causar dolor, hinchazón e incluso ulceración que dificulta la movilidad.
  • Fascitis plantar. En la planta del pie, la fascia plantar conecta el hueso del talón con los dedos. La inflamación de esta área puede dificultarle caminar, correr, saltar o incluso pararse. La fascitis plantar es uno de los diferentes problemas en los pies que sufren las personas mayores. Por lo general, ocurre cuando tiene sobrepeso o ha tenido sobrepeso en el pasado y necesita cirugía para corregirlo.

Maneras de prevenir problemas en los pies y riesgo de caídas para personas mayores

La mitad de la población anciana mayor de 65 años sufrirá problemas en los pies, por lo que no es de extrañar que estos problemas aumenten con la generación del baby boom. No solo corren el riesgo de sufrir lesiones en los pies que incluso pueden requerir cirugía, sino que es probable que una de cada tres personas mayores que viven de forma independiente sufra una caída cada año. La buena noticia es que existen formas de prevenir problemas en los pies y caídas.

1. Calzado adecuado

problemas en los pies

El primer paso para controlar problemas en los pies es llevar calzado adecuado que calce correctamente. Eso significa usar un zapato que calce bien con el soporte adecuado para el arco y no usar zapatos con tacones demasiado altos. Además, los zapatos para caminar solo están diseñados para adaptarse bien a su pie, por lo que las personas no deben usarlos con arcos altos o pies planos. Si usa aparatos ortopédicos, consulte con su médico cuál es el mejor ajuste para usted.

Lo más importante que puede hacer como individuo es asegurarse de tener el calzado adecuado que le quede bien y que sujete el pie correctamente.

No tenemos garantía de nuestra salud y riesgo de caída. Felizmente, Serenity Senior Care es un servicio para hacer su vida más fácil ofreciendo nuestra atención y servicios a estas personas de la mejor manera para ellos. Nos caracterizamos por nuestro servicio rápido y confiable. Así, brindamos este servicio a las personas que lo necesitan y se benefician de él.

2. Muévete más

Tomar un papel más activo en las actividades diarias puede marcar la diferencia para ayudar a mantener sus pies saludables. Los expertos recomiendan seguir estas pautas para ayudar a evitar problemas:

Sigue caminando tanto como puedas, incluso si eso significa andar en andador. Si se está recuperando de una lesión, limite la carga de peso hasta que sane por completo o use muletas como apoyo hasta que sus pies sean lo suficientemente fuertes para soportar su peso.

Incluso si tiene buenos zapatos para caminar, aumente su tiempo de caminata de cinco a 10 minutos adicionales por día.

hacer ejercicio regularmente. cuanto más ejercicio, mejor será su equilibrio. Si pasa la mayor parte del día sentado en el trabajo, levántese y camine para fortalecer los músculos y mantener las articulaciones flexibles. Si es posible, camine al aire libre en lugar de dentro de un centro comercial o edificio de oficinas. En general, tomar descansos regulares para caminar a lo largo del día también ayudará a mantener los pies en buenas condiciones.

3. Visitas periódicas a su médico

Para muchas personas, puede ser necesario que un podólogo les haga un examen completo de los pies. Si nota algún problema continuo, particularmente dolorConsulte a su médico para una evaluación más detallada y un posible tratamiento.

4. Haz un seguimiento de tu pérdida de peso

pérdida de peso mayor

Si tiene sobrepeso u obesidad, perder peso es importante para mantener sus pies saludables. Sin embargo, debido a los efectos negativos de la obesidad en las articulaciones y los músculos de los pies, también es importante controlar de cerca su pérdida de peso si tiene sobrepeso u obesidad para no poner en riesgo sus pies al perder demasiado peso demasiado rápido.

5. Evita el consumo excesivo de alcohol

Muchas personas mayores se caen debido a la pérdida del equilibrio o problemas de coordinación. Estas caídas pueden provocar lesiones, dolor crónico e incluso la muerte. El alcohol puede reducir el efecto protector de la piel y alterar el equilibrio. El alcohol también es un estimulante que aumenta la presión arterial y afecta el juicio, lo que a menudo provoca caídas o accidentes con lesiones. Según los resultados, las personas con baja concentración de alcohol en sangre tienen mayor riesgo de caída, mientras que las personas con alta graduación alcohólica se relacionan con mayor riesgo de lesión.

Las personas mayores deben evitar el consumo excesivo de alcohol o beber menos alcohol. Cuando se consume alcohol, no es solo la concentración de alcohol en la sangre lo que importa, sino la concentración en la sangre de la sustancia química que afecta el sistema nervioso.

Tendemos a subestimar este efecto porque solemos pensar en él como una sustancia no tóxica. Las personas con una alta tolerancia a los efectos del alcohol pueden no ser conscientes de los efectos o no ser conscientes del alcohol en sí.

6. Hágase exámenes de la vista con regularidad

Es un error común pensar que las personas mayores son menos susceptibles a los problemas en los pies debido a la edad. Sin embargo, esto hace que sea casi imposible que las personas mayores se arriesguen a una caída y lesiones. Una forma de evitar estos problemas es obtener exámenes regulares de la vista para detectar cualquier problema antes de que se vuelva crónico. Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacerlo:

– Programe su examen de la vista al menos dos veces al año normalmente, con más si tiene ciertos factores de riesgo

– Asegúrese de que su médico sepa que usted tiene dificultad para ver correctamente o teme la ceguera que podría causar el diagnóstico erróneo. Debe preguntarle a su médico acerca de estos riesgos, o no los considerarán.

– Llámelos regularmente para asegurarse de que está recibiendo un buen nivel de atención.

– Asegúrate de no dejarte cegar. Examine sus ojos regularmente para asegurarse de que su vista no disminuya. Es particularmente importante para los ancianos porque corren un mayor riesgo que otros grupos de edad en la comunidad.

7. Zapatos de tacón

El uso de tacones altos puede contribuir a problemas en los pies e incluso debe evitarse porque causa puntos de presión en la parte inferior del pie. El mejor enfoque es usar zapatos que sean delgados para que no haya mucha fricción, pero lo suficientemente gruesos para que tus pies queden cómodos dentro de ellos. También es importante que compre zapatos que sean cómodos y que se ajusten bien a sus pies, ya que la mayoría de los tacones altos no brindan el soporte adecuado para pies planos o arcos altos.

8. Nutrición adecuada

nutrición apropiada

Si bien los alimentos y la nutrición juegan un papel importante en la salud de las personas mayores, no deben ignorarse. Una dieta equilibrada es fundamental para apoyar la buena salud general y el crecimiento y reparación de las uñas y disminuir el riesgo de heridas de cicatrización lenta. Pero debe asegurarse de obtener todos los valores nutricionales que necesita en su dieta al consumir una variedad de alimentos con diferentes nutrientes.

Comer una dieta variada ayudará a prevenir las deficiencias vitamínicas en personas mayores que carecen de vitaminas específicas o las necesitan para evitar enfermedades comunes. Incluso si los adultos mayores obtienen suficientes calorías, sus cuerpos a menudo no pueden absorberlas adecuadamente debido a cambios relacionados con la edad que afectan su capacidad para digerir los alimentos y absorber los nutrientes de esos alimentos.

pensamientos finales

Priorizando nuestra salud es una prioridad para las personas mayores, y la salud y el bienestar de sus pies no es una excepción. Si le preocupa su equilibrio o está comenzando a experimentar dolor en la parte superior o inferior de las piernas, podría ser el momento de programar una cita con su médico.

Serenity Senior Care se dedica a brindar servicios de atención domiciliaria de alta calidad a personas mayores que no pueden realizar sus tareas diarias. Ofrecemos una gama completa de servicios de atención para personas mayores, que incluyen el Alzheimer, la demencia, el tratamiento del Parkinson, la vida asistida y la atención de recuperación posquirúrgica.

Si usted o un ser querido anciano necesita ayuda con las actividades de la vida diaria, comuníquese con nosotros al 973-338-0124 para una consulta gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *