Qué es la esclerosis múltiple y consejos para ayudar a las personas mayores a vivir mejor con esclerosis múltiple

Qué es la esclerosis múltiple y consejos para ayudar a las personas mayores a vivir mejor con esclerosis múltiple

esclerosis múltiple
Esclerosis múltiple (EM) es una condición difícil de manejar, que puede tener un impacto significativo en la vida diaria de una persona mayor. Requiere medicación regular, ejercicio y control de la fatiga. Las personas mayores con EM pueden tener problemas con la falta de motivación o energía para mantenerse al día con sus actividades.

A pesar de estos desafíos, existen consejos prácticos para ayudar a los adultos mayores con EM a llevar un estilo de vida pleno. La adopción de estrategias específicas puede mejorar la calidad de vida de las personas mayores con EM y ayudarlas a superar los obstáculos. Aquí hay algunas estrategias.

Comprender la esclerosis múltiple

Para controlar eficazmente la esclerosis múltiple (EM), es importante comprender primero la enfermedad en sí.

La EM es una condición que afecta el sistema nervioso central, específicamente el cerebro y la médula espinal. Cuando el sistema inmunitario ataca la mielina que protege las fibras nerviosas, puede causar daños e interrumpir la comunicación entre el cerebro y el cuerpo. Esto puede resultar en una variedad de síntomas que afectan la movilidad, la visión y la función cognitiva.

Debido a que la EM puede ser impredecible, los síntomas pueden aparecer y desaparecer con el tiempo. Si bien actualmente no existe una cura para la EM, existen varios tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad. Con la atención y el apoyo adecuados, las personas con EM pueden seguir llevando una vida activa y satisfactoria.

Causas y síntomas de la EM

depresion y ansiedad

Aún se desconoce la causa exacta de la esclerosis múltiple, pero se cree que es una combinación de factores genéticos y ambientales. Algunos de los síntomas más comunes de la EM incluyen:

  • fatiga y debilidad
  • Problemas de la vista
  • Dificultades de equilibrio y coordinación.
  • Entumecimiento u hormigueo en brazos y piernas
  • Problemas cognitivos, como pérdida de memoria o dificultad para concentrarse
  • Disfunción intestinal y vesical
  • depresion y ansiedad

Diferentes tipos de EM

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno neurológico complejo que puede adoptar diferentes formas, según la progresión de la enfermedad y el patrón de los síntomas. Hay cuatro tipos principales de EM, cada uno con características y síntomas únicos:

1. EM remitente-recurrente (EMRR)

ms remitente recurrente

Este es el tipo más común de EM, donde los pacientes tienen episodios de recaídas y remisiones. Durante una recaída, los síntomas pueden aumentar durante un período de tiempo antes de desaparecer. Personas con EMRR típicamente experimentan períodos de estabilidad entre las recaídas.

2. EM progresiva secundaria (SPMS)

Este tipo de EM ocurre cuando el RRMS pasa a una fase más progresiva. Los pacientes experimentan un empeoramiento gradual de los síntomas con el tiempo, con un período de remisión menor o nulo.

3. EM progresiva primaria (PPMS)

A diferencia de la RRMS y la SPMS, la EMPP se caracteriza por una disminución constante de la función desde el inicio de la enfermedad, sin recaídas ni remisiones. Los síntomas pueden progresar más lentamente que con otros tipos de EM, pero por lo general son más graves.

4. EM progresiva recurrente (PRMS)

Aunque relativamente raro, este tipo de EM implica una disminución constante de la función desde el inicio de la enfermedad, con recaídas ocasionales y períodos de estabilidad en el medio. Síntomas de PRMS puede empeorar más rápidamente que con otros tipos de EM.

Opciones de diagnóstico y tratamiento

Los síntomas de la EM pueden ser similares a los de otras enfermedades, lo que dificulta su diagnóstico. Sin embargo, existen varias pruebas que pueden ayudar a los médicos a identificar la EM, incluidas las resonancias magnéticas, las punciones lumbares y las pruebas de potenciales evocados.

Si bien no existe una cura para la EM, hay muchas opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a controlar los síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad. Algunos de los tratamientos más comunes para la EM incluyen:

  • Terapias modificadoras de la enfermedad (DMT) – Estos medicamentos pueden reducir la frecuencia y la gravedad de las recaídas y retrasar la progresión de la enfermedad.
  • manejo de síntomas – Según los síntomas, se pueden recetar medicamentos para controlar la fatiga, la espasticidad, el dolor y otros síntomas.
  • Terapias de rehabilitación – La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a mantener la fuerza y ​​la movilidad, mientras que la terapia cognitiva y del habla pueden ayudar a controlar los problemas cognitivos.

Desafíos que enfrentan los adultos mayores con EM

esclerosis múltiple

Las personas mayores con EM enfrentan desafíos únicos que pueden hacer que vivir con la enfermedad sea más difícil. Algunos de estos desafíos incluyen:

1. Síntomas físicos y cognitivos

Las personas mayores con esclerosis múltiple pueden experimentar debilidad muscular, fatiga, dificultad para caminar y problemas de memoria y concentración. Estos síntomas pueden afectar las actividades diarias y dificultar el mantenimiento de la independencia.

2. Desafíos emocionales y sociales

La EM también puede afectar emocionalmente a los ancianos, causando sentimientos de depresión, ansiedad y aislamiento social. Las personas mayores con EM pueden tener dificultades para participar en actividades que alguna vez disfrutaron, lo que genera sentimientos de soledad y aislamiento.

3. Desafíos financieros y logísticos

Hacer frente a la EM puede ser muy costoso, especialmente para las personas mayores que pueden encontrar obstáculos prácticos y financieros para obtener atención médica, medicamentos y recursos de apoyo. Además, las limitaciones físicas que acompañan a la esclerosis múltiple pueden dificultar asistir a las citas o realizar las actividades diarias, lo que en última instancia aumenta la carga de lidiar con la enfermedad.

Consejos para ayudar a las personas mayores a vivir mejor con EM

esclerosis múltiple

Vivir con EM puede ser un desafío, pero hay una variedad de estrategias que las personas mayores pueden usar para mejorar su calidad de vida. Aquí hay algunas sugerencias:

1. Fisioterapia y Terapia Ocupacional

Para mantener la fuerza y ​​la movilidad, las personas mayores deben trabajar con un fisioterapeuta para desarrollar un plan de ejercicios que satisfaga sus necesidades. Esto puede ayudar a prevenir el desarrollo de nuevos síntomas y mantener la capacidad de realizar actividades diarias.

Además, las personas mayores con EM pueden beneficiarse enormemente de terapia ocupacional regular. Esto puede ayudar a las personas mayores con problemas de destreza y mejorar su capacidad para completar las actividades diarias, mantener la independencia y controlar su condición.

2. Nutrición y ejercicio

Mantener una dieta saludable y ejercicio regular puede ayudar a las personas mayores a mejorar su estado de ánimo, el sueño y los niveles de energía. Las personas mayores que siguen una dieta saludable rica en frutas frescas, vegetales y granos integrales pueden mejorar su función digestiva y reducir el riesgo de desarrollar inflamación crónica.

Además, los adultos mayores con EM pueden beneficiarse de la actividad física regular para mantener la fuerza y ​​la flexibilidad. Esto puede ayudar a mantener la fuerza y ​​la flexibilidad, mejorar el equilibrio y reducir el riesgo de caídas.

3. Mecanismos para hacer frente a los desafíos emocionales y sociales

Las personas mayores con EM pueden enfrentarse a una amplia variedad de desafíos emocionales y sociales, como depresión, ansiedad y aislamiento social. Para hacer frente a estos desafíos, las personas mayores pueden tratar de mantener relaciones saludables, participar en actividades regulares, crear una red de apoyo o unirse a un grupo de apoyo.

Si bien los síntomas de la EM pueden ser difíciles de tratar a diario, no quitan la alegría de vivir la vida. Las personas mayores con EM pueden seguir disfrutando de sus actividades favoritas y abrazar la vida como cualquier otra persona.

4. Recursos y apoyo para desafíos financieros y logísticos

Al manejar la EM, las personas mayores pueden enfrentar una amplia gama de desafíos financieros y logísticos. Además de pagar los tratamientos regulares, los medicamentos y el control de los síntomas, los adultos mayores con EM pueden enfrentarse a obstáculos prácticos, como la dificultad para asistir a las citas o para conducir.

Afortunadamente, hay una serie de servicios de apoyo disponibles para ayudar a las personas mayores a manejar su condición. Éstas incluyen:

  • Amigos y familia – Los amigos y la familia pueden brindar el apoyo necesario para superar los momentos difíciles y motivar a las personas mayores a mantener la independencia. Pueden ayudar a las personas mayores a planificar actividades, manejar su condición e identificar recursos.
  • Grupos de apoyo locales y en línea – Estos recursos pueden ayudar a las personas mayores a conectarse con otras personas que enfrentan desafíos similares, compartir experiencias e intercambiar información sobre diferentes opciones de tratamiento.
  • Profesionales de la saludProfesionales de la salud puede ayudar a las personas mayores a navegar por el sistema de atención médica. También pueden proporcionar una nueva perspectiva sobre el manejo de la condición y mejorar la comunicación entre todas las partes involucradas.

5. Considere los dispositivos de asistencia

esclerosis múltiple

Lidiar con la EM puede ser un desafío para las personas mayores, pero hay formas de controlar la afección y mejorar su calidad de vida. Una de las estrategias más efectivas es considerar el uso de dispositivos de asistencia.

Los dispositivos de asistencia son herramientas o equipos que ayudan a los adultos mayores con EM a realizar sus actividades diarias con mayor facilidad y seguridad. Estos son algunos ejemplos de dispositivos de asistencia que pueden ser útiles para adultos mayores con EM:

  • Ayudas de movilidad: Las personas mayores con EM pueden beneficiarse del uso de dispositivos de movilidad para ayudarlos a moverse. Estos dispositivos proporcionan plataformas estables que permiten a las personas mayores transferirse y equilibrarse fácilmente.
  • Ayudas de comunicación: Algunos adultos mayores con EM pueden tener problemas cognitivos o del habla, lo que dificulta la comunicación efectiva. Los dispositivos de comunicación asistida pueden ayudar al convertir el habla en texto escrito y viceversa.
  • Temporizadores: Recordarles a los adultos mayores las próximas actividades puede ayudarlos a mantener su independencia y mejorar su capacidad para completar las actividades diarias a tiempo. Los temporizadores generalmente se programan con múltiples opciones de alarma, para que las personas mayores puedan elegir el modo que mejor se adapte a sus necesidades.

la comida para llevar

Vivir con EM puede ser un desafío, pero no es imposible. Las personas mayores diagnosticadas con la enfermedad pueden tener un impacto positivo en su vida diaria al tomar medidas para mejorar su calidad de vida.

Si usted o sus seres queridos enfrentan desafíos asociados con la EM, Serenity Senior Care está aquí para ayudar Nuestros cuidadores profesionales están especialmente capacitados para trabajar con personas mayores con condiciones complejas como la EM. Podemos ayudar a las personas mayores a recuperarse de los síntomas asociados con su enfermedad, mejorar su calidad de vida y vivir de forma independiente durante el mayor tiempo posible.

Aprender más, Contáctenos hoy para una consulta gratis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *