Todo lo que necesitas saber sobre las alucinaciones geriátricas

geriatric hallucinations

alucinaciones geriátricas

Las alucinaciones geriátricas son alucinaciones que experimentan los ancianos. Por lo general, ocurren en pacientes con síntomas cognitivo-afectivos de demencia y pueden variar desde muy leves hasta lo suficientemente graves como para resultar en hospitalización. Hay muchos tipos diferentes de alucinaciones geriátricas, incluidas las que parecen reales pero no lo son (despertares falsos) o las que parecen irreales pero realmente existen (alucinaciones).

Síntomas

1. Delirios

Es probable que una persona que experimenta delirios los muestre todo el tiempo. Cuando se encuentra con un adulto mayor, las fantasías pueden ser muy leves y aparentemente inofensivas (por ejemplo, la ilusión de que cierta persona invisible siempre los está mirando). También pueden ser lo suficientemente graves como para afectar la vida cotidiana (por ejemplo, la ilusión de que el mundo se va a acabar esta noche).

2. Alucinaciones

Las alucinaciones pueden ser realistas o irreales, dependiendo de su contenido. Las alucinaciones reales tienden a formarse en torno al estado mental actual de una persona y no necesariamente las experimenta el individuo en todo momento. Por ejemplo, un paciente con demencia alucina que su abuelo está vivo y experimenta una ilusión basada en la realidad. Alucinaciones que no ocurren independientemente del estado mental actual de la persona (por ejemplo, lo que parece un fantasma fuera de la ventana).

3. Delirio

Un paciente con delirio experimenta una alteración del estado mental y es probable que muestre agitación todo el tiempo. La fiebre se considera una emergencia para personas mayores y requiere atención médica inmediata.

4. Psicosis

La psicosis implica una pérdida de contacto con la realidad, que se manifiesta como una alucinación o síntomas parecidos a la demencia (como la paranoia). Esta condición también puede ocurrir las 24 horas del día. Al igual que otros delirios y alucinaciones geriátricos, la psicosis en un adulto mayor puede ser muy leve o grave. Si la persona mayor tiene un caso muy severo de psicosis, puede experimentar alucinaciones y delirios.

¿Cómo puedes ayudar a las personas con alucinaciones geriátricas?

1. Reducir el estrés psicológico

Puede ser difícil determinar si los síntomas específicos de alucinaciones geriátricas son causados ​​por demencia o angustia psicológica. Sin embargo, es más fácil tratar las alucinaciones de origen psicológico que las derivadas de la demencia. Puede ayudar a reducir el nivel de estrés de su ser querido ofreciéndole tranquilidad y asistencia (por ejemplo, ayudándolo a bañarse y vestirse).

2. Aislamiento

Si una persona mayor tiene alucinaciones graves, debe evitar que se sienta sola. Trate de proporcionarles distracciones como la televisión o los libros. Si es necesario, también debe tratar de limitar las actividades nocturnas para que su ser querido anciano no tenga mucho tiempo para pensar en las alucinaciones. Asegúrese de hablar con su ser querido anciano sobre sus alucinaciones y las razones de las mismas.

3. Tratamiento

Tratamiento para las alucinaciones geriátricas no siempre es necesario. Por ejemplo, si las alucinaciones de un adulto mayor son leves y no perturban su funcionamiento diario, es posible que no sea necesario el tratamiento. Sin embargo, si las alucinaciones de un paciente empeoran (por ejemplo, si comienza a creer que alguien lo va a lastimar), se pueden tratar con medicamentos antipsicóticos.

4. Medicamentos

Los medicamentos pueden tratar la mayoría de las alucinaciones geriátricas, pero no siempre resuelven la afección por completo. Debe discutir los posibles efectos secundarios de los medicamentos que elija con su médico y tratar de asegurarse de encontrar algo que funcione bien para su ser querido anciano.

5. Servicios de ambulancia

Si las alucinaciones de una persona mayor causan daños a la propiedad personal o la incapacitan para cuidar de sí misma, debe llamar al 911. Los paramédicos determinarán si es necesario llevar a la persona mayor al hospital para una evaluación de salud mental.

6. Profesionales de la Salud Mental

Los profesionales de la salud mental pueden ser beneficiosos para usted si vive con un ser querido anciano que tiene delirios y alucinaciones. Pueden ayudar a evaluar el nivel de demencia de la persona mayor y garantizar que reciba la atención médica que necesita.

7. Terapia

La terapia puede ser útil para los adultos mayores que tienen delirios, alucinaciones y otras formas de síntomas parecidos a la demencia (como la paranoia). El tratamiento también puede ayudar a los pacientes con estas afecciones a mantener su salud mental cotidiana. La terapia también puede ayudar a los pacientes con alucinaciones a desarrollar habilidades de afrontamiento para que puedan sobrellevar sus síntomas.

8. Terapia de sueños

La terapia del sueño puede ser útil para los adultos mayores con delirios, alucinaciones y otros síntomas de condiciones parecidas a la demencia (como la paranoia). Puede ayudar a los pacientes a aprender cómo sobrellevar y procesar sus experiencias. Sin embargo, el análisis de los sueños no es apropiado para todos los adultos mayores. Si no hay suficiente progreso en las primeras sesiones, debe buscar tratamiento de un profesional de la salud mental.

9. Privación olfativa

Este tratamiento consiste en privar a la persona alucinada de ciertos olores, como perfume o colonia. Este tratamiento no es adecuado para todas las personas mayores y puede ser peligroso si el paciente tiene problemas cardíacos. También puede no ser adecuado para pacientes con delirios.

10. Aromaterapia

La aromaterapia es otra opción de tratamiento para adultos mayores con alucinaciones. Sin embargo, no es apropiado para todos y no trata todos los síntomas de las condiciones similares a la demencia (como los delirios).

11. Rehabilitación

La rehabilitación puede ser beneficiosa para los adultos mayores que experimentan alucinaciones y otros síntomas psicóticos. Este tipo de tratamiento ayuda a los pacientes a mantener su salud física y mental. También puede ayudar a los pacientes a lidiar con cualquier situación desafiante que experimenten en el día a día.

12. Capacitación en habilidades para la vida

El entrenamiento de habilidades para la vida también puede ayudar a las personas mayores que experimentan delirios, alucinaciones y otros síntomas de condiciones similares a la demencia (como la paranoia). Este tipo de tratamiento ayuda a los pacientes a desarrollar nuevas habilidades de afrontamiento para manejar con éxito su vida diaria.

13. Terapia de Interacción Social

La terapia de interacción social puede ser beneficiosa para los adultos mayores con alucinaciones (y otros tipos de síntomas parecidos a la demencia). Este tipo de terapia ayuda a los pacientes a manejar las interacciones sociales de una manera más saludable. Sin embargo, no es apropiado para todos los adultos mayores.

La demencia es una enfermedad grave y desafiante. A veces hace que los adultos mayores experimenten delirios y alucinaciones (y otros tipos de síntomas parecidos a la demencia). Estos síntomas pueden hacer que la vida como adulto sea muy desafiante. La mejor manera de cuidar a su ser querido anciano si está experimentando estos problemas es mantenerlo seguro y protegido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *